8 de ene. de 2013

Los años de los Reyes Magos



Me quedan pocos años de Reyes Magos. No. No me he expresado bien. Me quedan pocos años de chantaje con los Reyes Magos. Que el Terro cada vez se los huele más. Porque Susanita sigue viviendo por ahora en los mundos de Yupi, pero su hermano es de lo más inquisitivo. Que como hacen para ir por todas las casas. Que por qué a los ingleses no les llevan regalos, que qué han hecho los pobres ingleses. Que como se llaman sus camellos. ¿No tienen nombre los renos de Papá Noel? Entonces, ¿cómo no van a tener nombre los camellos? (Que sepáis que, a partir de ahora, los camellos de los Reyes Magos en mi casa se llaman Tragón, Almendrado y Dulce. Sí, ya sé que los nombres están un poco influenciados por la "jartada" de comida navideña, pero había que salir del paso, oigan). 
Así que, como no creo que sobreviva a muchos años de interrogatorio, este año decidí aprovecharlo al máximo. 
- Que no me quiero poner esos zapatos - decía el Terro, enfurruñado - Que parezco tonto con ellos. 
- Pero, Terro, si son zapatos de hombre, como los de papá.
- Que no, que no.
- Uy, qué mal que te estás portando - empiezo a decir. De pronto, miro con sorpresa a la ventana - ¡MIRA! - grito - He visto una capa morada. Seguro que eran los Reyes Magos mirando por lo mal que te estás portando. 
Él mira a la ventana. Baja la vista al patio donde nuestras tortugas (Zuky y Menta) toman plácidamente el sol. Y luego vuelve a mirarme con la ceja levantada. 
- Pues las tortugas lo habrán flipado - me contesta - Vaaaaale, me pongo los zapatos. 

25 comentarios:

  1. Deberíamos siempre mantenernos en esa dulce edad de la inocencia. ¡Qué bonita edad Jomeini! Cuando esa etapa de la vida comienza a irse comenzamos a tener problemas y a crearlos, verdaderos problemas y no los de la candorosa niñez. Y hasta algunos (demasiados) se convierten, o nos convertimos, en unos verdaderos capullos. No hay más que echar un vistazo a nuestro alrededor y ver como está el mundo por culpa de las personas que ya han dejado esa etapa de la vida atrás.

    ResponderEliminar
  2. Que afortunados son tus hijos al permitirles tú conservar por algún tiempo la inocencia. En mi caso no fue así, mi madre, que nunca ha estado para muchas zarandajas, me rebeló la verdar en cuanto pudo, que fué muy pronto. No iba a consentir ella que yo me creyera trabajo de magos lo que era mérito suyo... Fuí el primer niño de mi clase en saber la verdad, y te juro que eso es aún peor que ser el último en enterarte...

    ResponderEliminar
  3. Ay, Jomeini, que yo hago lo mismito de mirar por la ventana y ver (en mi caso) una luz... y amenazarla... Pero ni por esas, oiga. Que la rubia tampoco se angustia demasiado con el tema...

    Besitos y felices RRMM.

    ResponderEliminar
  4. Jajaja! Son estupendos! Pues yo no sé que voy a hacer a partir de ahora, creo que este año voy a empezar a ver coronas y capas desde agosto...

    ResponderEliminar
  5. jajajajaja siempre me río con el Terro. Me troncho con lo del nombre de los camellos y los ingleses castigados sin regalos de reyes magos jajajajaja
    Que crean todo lo que puedan, es lo mejor de ser niños.

    ResponderEliminar
  6. Yo fui tan lista que cerré una de los paquetes con un celo muy mono que había comprado en ikea. Y mi criaturo el pobre me dice: Mamaaaaaaá, han usado el mismo celo que tienes tú!!!
    De momento se lo ha tragado...

    Un beso, Bree.

    ResponderEliminar
  7. Es increíble lo bonita que es la magia de los Reyes Magos. Alárgala todo lo que puedas, y más.

    ResponderEliminar
  8. Es verdad, las tortugas deben estar flipando.

    Janton: No estoy yo tan segura de eso, tengo en mi cabeza una horrible escena de acoso escolar que sufrío uno de mi clase (con ocho años) por ese motivo, que aún me da escalofríos.

    Aunque te doy la razón en que saberlo demasiado pronto tampoco es una bicoca.

    ResponderEliminar
  9. Por fin me regalaron tu libro,¡vaya decepción! sólo hay un par de capítulos nuevos no publicados en el blog imaginario.¿Cuándo sale el próximo?.Y otra cosa, ¿quién escribe la mini novela que hay detrás?.Gracias. Amelia.

    ResponderEliminar
  10. Lo siento, Amelia, es que el libro ES el blog imaginario. ¿A qué mininovela te refieres? Por detrás, hay otros títulos de la editorial. Si te metes en su página www.tombooktu.com puedes ver más grandes las portadas. La segunda parte está en el horno y de esa te prometo que no has leído nada

    ResponderEliminar
  11. Yo me metía tanto en el papel que mi hermano pequeño (una diferencia de trece años) se dio cuenta de lo de los Reyes, seguía haciendose el loco delante mía porque estaba seguro de que yo no lo sabía y no quería quitarme la ilusión.

    ResponderEliminar
  12. Yo acabé amenazando a mi madre con decirle a los Reyes Magos que se estaba portando mal cuando no hacía lo que yo quería XD

    ResponderEliminar
  13. Ay, Jomeini, te echaba de menos (estabas muy seria con lo del libro, que lo es, pero así me gusta más).

    En mi casa se asoma el "pajarito Pinzón", que al parecer proviene de un programa de radio que mis padres oían de pequeños en Zaragoza y que era la pera en esto de chivatazos a los Reyes.

    Lo de los camellos es la monda, ja ja, pero más vale que lo apuntes en buen sitio (como has hecho en el post, muy lista usted), porque como equivoques una sílaba seguro que el Terro te hace un tercer grado!!!

    MartaM

    ResponderEliminar
  14. Mientras mis tres niños de 9, 8 y 4 años disfrutan de su peli de Tarzán y jane y mi marido se dedica a la lectura, yo disfruto echando un vistazo a tu blog después de que un compañero de trabajo me haya regalado tu libro. Es como si me hubiera presentado. Leidos tus post empiezo a pensar que quizá con mis anécdotas le recuerdo un poco a las tuyas, aunque, eso sí, yo soy de letras y de las puras.
    En casa a los Reyes les ponemos vino y mantecados y casi casi este año me toca beberme a mi las tres copas.... yo también tengo un Terro (el mediano). Entre él y su hermano de 4 nos hicieron un favor la mañana de Reyes (6:40 exactamente) ABRIERON TODOS LOS PAQUETES, para ahorrarnos las faena....en fin, Adorables :)

    ResponderEliminar
  15. Pues bienvenida, Fini. Presentadas quedamos. Me ha hecho una ilusión tremenda que te animaras a venir a este rinconcito después de leer el libro. El sofá no es muy cómodo (el sky es lo que tiene) pero te puedes sentar a charlar todo lo que quieras. Un besote

    ResponderEliminar
  16. Jajaja , me encanta terro, tiene salidas para todo .
    Aprovecha los años que te queden de chantaje .
    Besos cielo :)

    ResponderEliminar
  17. Hola Jomeini, en tu libro, como te dije, al final, hay 3 capítulos de "Redes de pasión",(cuando escribí el otro comentario, sólo había leído uno, pensaba que era una mininovela pero no) de Raquel Antúnez. Me lo compraron en La Casa del Libro. Un beso. Amelia.

    ResponderEliminar
  18. Ah, vale, es que eso no sale en todos los ejemplares y me has dejado un poco descolocada. Yo tengo que leerlo aún. Lo tengo encargado. Un beso.

    ResponderEliminar
  19. Yo tengo también un pequeño terrorista de cuatro años que se enfrenta cara a cara con el Rey Melchor sin que le tiemble la voz mientras su hermano de nueve se esconde por donde puede. Entre aterrorizado y avergonzado. ¡Qué niños!
    Me ha encantado tu blog. Ya tienes una nueva seguidora y buscaré tu libro. El martes cuando vaya a La Central.

    www.sobrevolandoloscuarenta.blogspot.com

    ResponderEliminar
  20. Gracias, Lola. Bienvenida. Ahora voy yo para el tuyo ;)

    ResponderEliminar
  21. ¡Hola Jomeini!

    Pero qué retegraciosos los camellos!! Yo también ando loca con mis dos chuchis, de 3 y 2 añitos, y de momento el "tema real" les suena así, muy muy real!...
    ¡Te sigo guapa! Si te apetece, puedes darte una vuelta por mi blog también
    http://mamicool19.blogspot.com.es/
    ¡Un beso!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...