11/12/2012

Tomates y lechugas





El viernes pasado fuimos a cenar los cuatro a un restaurante. Cuando iba con los niños de pequeños, invariablemente, uno u otro, nos daban el postre. El reflejo gastrocólico es lo que tiene. Pero últimamente, como son algo más mayores, se animan a ir solos.
- Mami - dice el Terro al final de la cena - Quiero ir al baño.
- ¿Vas tú solito? - le pregunto.
Él asiente y se levanta muy dispuesto. Pero no han pasado treinta segundos y está de vuelta con cara compungida. 
- ¿Ya fuiste al baño? - le pregunto. Una de dos: o el niño es Billy el rápido o no ha podido ir por el motivo que sea. 
- No. Es que no sé cuál es el de chicos y cuál es el de chicas.
- ¿Por qué?
- Porque uno tiene un tomate y el otro una lechuga.
Esto de los simbolitos de los baños es todo un tema que daría para un post entero. Una vez en Madrid, uno de los baños tenía una almeja y el otro, una sardinilla. ¿Cuál pensarías vosotros que es el de chicas? Yo también. Pues no. Cuando abrí la puerta, lo primero que vi fue a un tío meando en unos urinarios que me dijo, con voz de resignación: "No te preocupes: eres la tercera que se confunde".
Con estos antecedentes, me puse a discurrir: "Pues será por EL tomate y LA lechuga. El tomate para chicos y la lechuga para chicas. No sé".
- Además - siguió diciendo el Terro - una de las puertas pone que se llama Aday.
- ¿Aday? - estos nombres canarios son la pera.
Como la cosa ya me intrigaba, me levanté y fui con el Terro a ver las dichosas puertas. Cuando las tuve enfrente, una tenía encima una hoja de parra y ponía en la puerta: "Adán". La otra tenía una manzana, que rezaba: "Eva". Me partí de risa, claro.
- Como lo cuentes en el blog, te mato - me dijo mi hijo, enfadado por mis risas. 
Así que no se lo digáis, que el Terro es hombre de palabra y es capaz de cometer parricidio.


28 comentarios:

  1. ¡¡Jajajajaja!! ¡Qué mala eres! ¡Se lo prometiste! :P

    Pero es digno de post XD Una lechuga y un tomate xDDDD ¡Aday! XD Creo que me durará unos 10 minutos la risa tonta XD O más... espero que no me sorprenda en prácticas XD

    ResponderEliminar
  2. Y tu vas y lo cuentas... jajajajajaja. Tus hijos se merecen protagonizar un libro!!!!
    Muaks

    ResponderEliminar
  3. ¡Qué risas nos echamos con el Terro! Pero no te preocupes, que no le diremos que nos has contado lo de la lechuga y la manzana en el blog.

    Mi hermana tuvo una parecida hace años. Había ido al cine del pueblo con una amiga y sin mayores por primera vez. Al rato de salir de casa, nos llama angustiada pidiendo que fuéramos a buscarlas porque al parecer el cine había tenido que cerrar por culpa de unos extraterrestes. Yo no pude contener la risa a pesar de su angustia evidente, y le dije que eso era imposible. Y ella erre que erre con la invasión extraterrestre. Al final nos contó que había un cartel en la puerta del cine que rezaba "El cine avui romandrà tancat per motius aliens" (El cine hoy permanecerá cerrado por motivos ajenos). Menudas risas nos echamos con los dichosos "aliens", y las que nos seguimos echando a su costa.

    ResponderEliminar
  4. Jajaja... siempre te lo pasas genial!!
    Carmen
    http://estrellaswithlove.blogspot.com.es/2012/12/estrellas-with-love-fashion-victim.html

    ResponderEliminar
  5. Dios mío...estos hijos tuyos son la caña!! :D

    Tan genial como siempre, Jomeini :)

    ResponderEliminar
  6. Jajajaja qué bien vienen tus historias para acabar el día con una sonrisa :)

    ResponderEliminar
  7. jajajajajajaja es genial, pobre terro...

    ResponderEliminar
  8. Tienes razón, el tema de los simbolitos de las puertas de los baños es como para escribir un Tratado en tres volúmenes...

    Que les costará identificar más claramente los géneros, y evitar confusiones absurdas...

    ResponderEliminar
  9. Jajajajajaja! Qué buenas son siempre las historias del Terro! Ya le echaba de menos!
    Bs.

    ResponderEliminar
  10. Mi hijo tampoco me deja que cuente sus "interpretaciones", pero lo hago, vamos que lo hago jajajajajaja.

    Bree.

    ResponderEliminar
  11. Ay, pobre, la lechuga con la que se tapaba Adán...

    Yo he ido a algunos que ni el Oráculo de Delfos lo descubría, y lo de la almeja, era por despistar, está clarísimo.

    pd. Te dejé un comentario en la entrada de la presentación, pero creo que voló. Decía que estabáis muy guapas las dos y que enhorabuena.

    ResponderEliminar
  12. Qué risa tu niño, si es que son tan inocentones.
    Pero tela también la hermana de Anna, lo del cine cerrado "per motius aliens". Me paaaaarto.

    ResponderEliminar
  13. Pobrecito el terro.... se enterará algún día que no le guardaste el secreto.... jijiji.... prepárate!
    ;D

    ResponderEliminar
  14. Me encanta la entrada pero no debías haberla publicado si tu hijo te lo ha pedido explicitamente.

    ResponderEliminar
  15. Jajajajajajajjajajaja, buenííiiiiiiisimo. Bueno tú no le digas nada al pobre Terro... que bueno, era evidente hasta cierto punto, pobre...

    ResponderEliminar
  16. Es que no hay nada como una buena ensalada para liar el asunto. Pobre Terro, no le queda nada cuando le empiecen a hablar de otros vegetales (¿lo pillas?) jajaja

    ResponderEliminar
  17. jajaja las promesas ya no tienen valor hoy en dia jejeje...

    saludos..

    ResponderEliminar
  18. ¡Qué gran historia! Son este tipo de anécdotas las que quiero vivir para contarlas en mi blog. MIl gracias amiga invisible por tu regalo http://www.nosolocomenyduermen.com/2012/12/mi-amiga-invisible-es-la-dra-jomeini.html

    ResponderEliminar
  19. me encanta, me encanta...acabo de descubrirte gracias a mi amiga Nuria Torremocha...me declaro ahora mismito fan del Terro..
    Por cierto, que sepas que trabajamos en reanimación de Alcorcón...y Daniel nos tenía en la hinopia...

    ResponderEliminar
  20. Me troncho...
    Sí, sigo aquí. Los ratos que puedo.

    ResponderEliminar
  21. Jomeini, cada vez que entro en tu blog me salta el antivirus-Avast-("se ha detectado una amenaza, URL maliciosa"). Míralo. Un beso y ¡feliz Navidad!.

    ResponderEliminar
  22. ahora ya puedo comentar y hacerme seguidora pública :)
    cómo me he reído con el terro y con las historias de tus pacientes.
    ¡felicidades por el blog y el libro!

    ResponderEliminar
  23. Alejandra: Pues como no sea por lo de Jomeini...
    Bego: Bienvenida ;D

    ResponderEliminar
  24. Que graciosos son los niños! es la típica anécdota que luego cuentan los padres cuando el chaval es adolescente y se morirá de vergüenza, jejeje

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...