27 de nov. de 2012

Tiempo


Hay un verso de Neruda, que siempre me ha gustado, que dice: "Es hoy. Todo el ayer se fue cayendo". Intento que sea lema de vida: el siguiente paso, la siguiente baldosa, dejando atrás sinsabores y decepciones. Y mirando adelante con optimismo. Pero, hay veces que no puedo evitar pensar en lo rápido que se cae ese ayer. Hace ahora cuatro años y pico que escribo este blog. A lo largo de esos cuatro años, he pasado de ser R1 a adjunta, pero también mis hijos han ido madurando. Cuando empecé a escribirlo, Susanita tenía 5 años y el Terrorista, tres. Ahora, los dos siguen siendo niños, pero ya no son bebés. Y eso, a veces, me descoloca. Otras veces, me deja totalmente noqueada. 
- ¿Mamá, qué es un foro? - me pregunta, el otro día, Susanita.
- Pues un sitio donde se discuten cosas, donde se ponen cosas en común. - le respondo.
- ¿Podemos decir, entonces, que está dentro del campo semántico de la discusión? 
¿MANDEEEE? ¡Díos mío!¡ José María Pemán, abandona el cuerpo de mi hija y devuélvemela! No, no puedo haber oído bien.
- ¿Cómo dices? - digo, estupefacta.
- Que si está dentro del campo semántico de la discusión.
Señor, que sí, que ha dicho eso. Le contesto, algo turbada. Básicamente, porque no tengo ni zorra de que quiere decir eso del "campo semántico".
- Pues...eso...supongo que sí.
- Gracias - dice. Y sonríe, con una sonrisa que le ilumina los ojos. Y se va, mirando su libro mientras camina.
Yo la observo. A mi alrededor, el ayer se cae estrepitosamente. Y pienso que, en esa caída, se ha llevado a mi niña. ¿Quién es esta preadolescente?

24 comentarios:

  1. Piensa en positivo doctora, es Pemán quien lo posee y no Lady Gaga con vodka :) www.lidiaherbada.com

    ResponderEliminar
  2. jajaj, sí, podría decirse que está dentro del campo semántico!

    Cómo crece Susanita, cómo pasa el tiempo!

    ResponderEliminar
  3. La flecha del tiempo, siempre avanzando en una misma dirección. El tiempo que todo lo arrastra y nos va moldeando para bien o para mal. ¿Dónde está lo que fueron nuestros hijos hace tan solo... ¡Dios mío!, hace tan solo tan poco? ¿Y dónde está lo que fuimos nosotros "ayer" mismo? El tiempo avanza deprisa doctora, muy deprisa.

    ResponderEliminar
  4. Lidia Herbada tiene mucha razón xD Mientras sea ése el habitante de su cuerpo, la cosa no va tan mal XDDDD

    Aunque es comprensible el terror a la preadolescencia, porque detrás va la adolescencia con todas las de la ley XD Yo que me he erigido como pseudo-padre improvisado de mi hermana adolescente, te deseo que te sea leve XD

    El ayer cae, y la transición es turbulenta, pero si todo va bien, esas mismas turbulencias pueden incluso ser un buen signo :D

    ResponderEliminar
  5. Buenas Dra. Tus hijos tienen aprox. los mismos años que los míos (2 varones). Lo triste no es que ellos crezcan y evolucionen, que resulta descolocante como tú bien dices, sino que esa evolución que nuestros hijos muestran va asociada a una involución nuestra (más física que mental seguro) que hace que ese descoloque se eleve a la 10ª potencia. Pero paciencia porque lo "mejor" está por llegar... la temida ADOLESCENCIA. Muchas felicidades por tu libro. Estoy esperando tenerlo físicamente en mi poder para hacerte un poquito de publicidad en mi blog. Me está costando encontrarlo, pero al final lo tendré. Saludos del lado oscuro de la anestesia!!!!

    ResponderEliminar
  6. Hace nada que la mía hacía el pinopuente jajaja y ya va en 1* de Bachiller .
    Besos :) El tiempo pasa rápido .

    ResponderEliminar
  7. Buf y tanto que crecen rápido!
    Yo estoy teniendo algunos problemas para que mi hija se adapte a una nueva ciudad, cole, familia y demás y demás y he decidido ir a un mediador familiar para que me oriente sobre la forma de llevarlo mejor y ayudarla a adaptarse y sobretodo a cómo hablarla porque mi paciencia se acabó hace años.
    Bueno, pues ayer la digo que tenemos que ir a ver a una señora que quiere escuchar nuestros problemas de adaptación y ayudarnos. ¿Me entiendes?-la pregunto- y me contestó toda chula: claro mamá, iremos a un terapeuta.
    Me caí de culo.
    Da muchísima pena que se hagan mayores pero me siento muy orgullosa de que sea más lista que yo. Algo estaremos haciendo bien, no?

    ResponderEliminar
  8. Ostras, todavía estoy dando vueltas a eso que te preguntó Susanita... manda guevs... :)
    Estoy en la misma fase que tú, con cierta sensación de pérdida, pues mi hija, con nueve años, parece que ha dejado de ser una niña... se lo noto por días, y eso resulta un poco duro... snif, snif ("mi niñaaaaaaaaa")
    Un beso!

    ResponderEliminar
  9. uffffff que cierto es. El tiempo nos enviste despiadadamente cuando se trata de la madurez de nuestros hijos. ¿Preadolescente? Como decía mi abuela, ¡¡¡Agárrate los machos!!! que todavía te queda lo mejor jajajaja.

    ResponderEliminar
  10. ¡Qué va, mujer!!!

    Son ejercicios del cole, pero como pronuncian muy bien, quedan tan aparentes nuestros hijos, que cualquiera que los oiga, parecen bien educados y todo!!!!

    Son unos loritos!!!

    ResponderEliminar
  11. La Maripili: que tengas mucha suerte. Creo que sera asi, porque tener la claridad de ideas para pedir ayuda dice mucho bueno de una madre...
    Un beso!

    ResponderEliminar
  12. Ups, si tu hija te parece una desconocida por hablar del campo semántico, espera a verla bajar borracha del coche de un repeinado estudiante de ingeniería...

    ResponderEliminar
  13. ¡Hola! es la primera entrada que leo del blog (y eso que le sigo desde hace bastante, cuando alguien me lo recomendó). He leído de paso también la del curioso lugar para hacer negocios. Hace poco me he enterado de lo del libro y más aún tengo ganas de leer, así que he dejado caer por casa lo del libro, a ver si siendo buena llega por navidad pero me parece que tendré que buscarlo yo porque sí, es complicado encontrarlo!
    Un saludo, desde no muy lejos del HUC.

    ResponderEliminar
  14. Lunn, si lo encargas en tu librería, te lo traen en una semana aproximadamente. Bienvenida

    ResponderEliminar
  15. El campo semántico de... mira, Susanita ya tiene, a su edad, más vocabulario que toda la plantilla de Tele5 junta.

    ResponderEliminar
  16. Yo creo que nos ha impactado a todos los que te leemos y "conocemos" a tus enanos desde el principio. No tengo palabras de consuelo. A mi tambien me da vértigo ver cómo crece mi pequeño salvaje.
    Un saludo.
    Suerte con tu libro.

    ResponderEliminar
  17. Vaya preguntita, jajaja, pero sí el tiempo pasa y no podemos evitarlo.

    ResponderEliminar
  18. Señora escritora, ¿acaso esperaba usted otra cosa? ;)

    ResponderEliminar
  19. No, pero como dice mi padre, qué penita da verlos crecer y, al mismo tiempo, qué alivio.

    ResponderEliminar
  20. jaja que Graciosa tu hija, pues yo también me he quedado con la duda de que es eso jiji ; )

    ResponderEliminar
  21. Para Jane. Las dos alegrías (de los nietos): Cuando vienen y cuando se van. Luego se hacen mayores y sólo queda la primera. Que vengan.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...