1/6/2012

Una señora


La culpa de todo la tiene mi santo. Que me picó. Y yo soy de un picajoso que asusto.
- Es una chica como yo...-le contaba.
- Tú ya no eres una chica, maja. Tú eres una señora - me interrumpió.
¡Oighs!¡Una señora! ¡Qué mal me sentó! Por eso, cuando me dijo de ir a cenar con sus compañeros, entre semana, contesté:
- Claro, por supuesto - después de todo, he sobrevivido a una residencia de Anestesia y dos hijos sin dormir. Un día más de ojeras qué es para mí, que estoy en la flor de la juventud, vamos, hombre.
Pero no conté con que los traumas son una de las especies más peligrosas del lado luminoso del quirófano. Que les gusta la juerga más que comer...y comer, les gusta un rato. Total, que me dejé arrastrar. Débil de voluntad que es una. 
Y aquí estoy, después de haber dormido tres horas, oyendo el bip de la máquina que retumba en mi cabeza como si fuera el redoble de un tambor, mientras el cirujano hace de las suyas. Sintiéndome una SEÑORA de los pies a la cabeza.


8 comentarios:

  1. Mi experiencia de los médicos me dice que los únicos que son más brutos que los ginecólogos son los traumatólogos. Y una es una señora, sí, pero una señora-chica, juvenil y desenfadada, coño ya.

    ResponderEliminar
  2. Tengo una entrada en mi blog que es de las más comentadas y cybernautas llegan a mi a través de buscadores, "gracias" a ese post que escribí sin pensar demasiado. ¿Quiénes son mis visitantes? Pues montones de "chicas" fastidiadas de que el mundo las haya dado trato de señoras. Y cuando digo enfadadas digo REALMENTE cabreadas.
    No tengo solución, solo sé que eso debe molestar a toda mujer que se precie de serlo.
    Si de algo sirve de consuelo, yo ni a los 18 me he podido juerguear sin necesitar reposo absoluto po rlo menos un día desde la experiencia "lúdico - festiva"...

    ResponderEliminar
  3. No se si te va a consolar, pero ayer estando de cumple con el miniviajero llegó una de sus amigas corriendo que no podía entrar al baño que había una señora ... fuimos y era una de las monitoras que si llegaba a los 25 era raspando, así que una señora pero como esa ;-)

    ResponderEliminar
  4. Cuando tenía 18 años... un niño me dijo: "Señora, pásame el balón..."
    Desde entonces mi vida no ha vuelto a ser la misma... jejeje

    Propongo que supriman esa palabra del diccionario!! =)

    Eres una chica no??, Pues ya está!

    La vez que más miedo he pasado en un quirófano... con los traumas: ¡tenemos 15 minutos para poner la prótesis!

    Y les sobraron 5...
    No se me vio la cara de estupefacción que tenía por la mascarilla... pero...

    ResponderEliminar
  5. Jajajaja, No puede ser de otra manera. Una señora de los pies a la cabeza, con resacón,eso sí, pero SEÑORA.

    ResponderEliminar
  6. Tú sabes que a partir de los 30, o sales, o bebes ¿no?

    ¿no se te ocurriría hacer las dos cosas a la vez??????

    ResponderEliminar
  7. Señora y pedazo de profesional, que otra hubiera llamado con alguna excusa inexcusable para no ir a trabajar un viernes de resaca.
    Por lo de señora no te preocupes, es mejor eso a que digan: Niñaaaa!!!! ¿Me has dormido ya al enfermo?

    ResponderEliminar
  8. chst! eh! pero una señora con estudios!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...