19 de oct. de 2011

Historias de la UVI : Hemorragia intraparenquimatosa


El móvil empezaba a sonar desde que salía de casa. Sin descanso. Y ella encendía el primer cigarrillo mientras contestaba la primera llamada. Después, era todo una montaña rusa. Presentaciones de producto, datos de marketing, problemas, problemas y más problemas. Hasta las seis de la tarde. O las siete. A veces, hasta la noche. O la madrugada.
Todo eso lo piensa él ahora, mientras coge su mano. La que responde. La otra mitad del cuerpo está paralizada por el daño cerebral. Lo piensa sin saber qué va a decirles a los tres niños que esperan en casa a que mamá vuelva de viaje. 
Y es que, a veces, por no parar, la vida nos frena en seco.

votar

11 comentarios:

  1. A veces bajo el estrés de la vida diaria dejamos de lado lo importante por cosas que pueden esperar... "No dejes que lo ugente le quite tiempo a lo importante"... qué razón tiene.
    Como siempre, genial Jomeini :)

    ResponderEliminar
  2. a mi la rotación de la uvi de este verano me ha dejado hecha polvo...

    ResponderEliminar
  3. Jomeini, qué razón tienes.
    Y qué forma tan real/preciosa/emocionante de contarlo.
    Como siempre, breve, emotiva y directa al corazón.

    ResponderEliminar
  4. Es curioso.
    Ayer un compañero de trabajo tuvo que se ingresado por un derrame... este parece que ha tenido suerte y en las primeras 12h los síntomas han ido remitiendo, ahora sólo le queda la diplopia, pero ha recuperado el habla, el equilibrio y la movilidad del lado derecho que había perdido...

    Rafa/enfermero9

    ResponderEliminar
  5. Que pena!!! ¿no?
    NO ES MÁS RICO EL QUE MÁS TIENE SINO EL QUE MENOS NECESITA
    Muchos besos

    ResponderEliminar
  6. Y siempre hay un jefe que presiona más y más, y las nuevas tecnologías les ayudan a que se trabaje 7 días a la semana:

    - ¿No te puedes conectar desde casa?
    - Hay que hacer un esfuerzo
    - Tienes que implicarte más
    - Mándamelo el domingo, que es solo un ratito.

    Bonito lenguaje empresarial para encubrir la explotación de la gente y después la salud.

    ResponderEliminar
  7. A veces cuando leo tus post, un escalofrío me recorre el cuerpo, como ahora. No quiero que me pase eso, ni que les pase a los míos, no quiero. No sé como podéis soportar esas cosas.

    ResponderEliminar
  8. Jol, aplastantemente cierto. ¿Cuantas veces dejamos que el estres nos haga olvidar lo que verdaderamente es importante en nuestras vidas? en mi caso, demasiadas. Me voy a darles un abrazo a mi medio limon y al retoño....Bs

    ResponderEliminar
  9. ¡Cuánta razón tienes!
    Ojalá esta pobre mujer pueda tener una segunda oportunidad.

    ResponderEliminar
  10. Hola Dra. Llevo mucho tiempo enganchada a tu blog, pero nunca me atrevo a escribir. Me encanta esta forma tan bonita que tienes de expresar tanto las anécdotas buenas como las malas. Mucho ánimo!!!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...