22/12/2010

Feliz navidad



Este blog y sus sucursales permanecerán cerrados hasta el día 10 de Enero, porque su dueña va a dedicarse a hacer vida 1.0 y a estudiar, que buena falta le hace. Eso no quiere decir que no me pase por aquí para leer y contestar vuestros comentarios (ya se sabe, los blogoadictos somos así). Hasta ese día, espero que paséis unas navidades felices en compañía de los vuestros. Y que entréis con buen pie - sin juanetes ni callosidades varias - en el año 2011.


votar

17/12/2010

Entrevista de trabajo




- Hola, buenas, venía por el trabajo
- ¿Ha traído usted su currículum?
- Sí, tome.
- ¿Una hoja? No se ha estresado usted mucho, no...hum...aquí veo que estudió usted Sociología.
- Sí, terminé en el `98.
- Y...¿qué ha hecho después?
- Pues fui diputada de Alicante, secretaria de Estado de Cooperación Internacional...
- No, yo me refiero a trabajar-trabajar.
- Ah, no, de eso no he hecho nada.
- ¿Y de idiomas cómo va?
- Uy, fatal, chapurreo el spanglish y da gracias.
- ¿Sabe usted algo de sanidad?
- Hombre...fui al pediatra de pequeña a que me vacunaran. Y visito a mi ginecóloga todos los años.
- Si le diésemos el puesto, ¿qué haría para modernizar el ministerio?
- Patrocinaría Gran Hermano, que eso de patrocinar programas científicos está muy visto. Y sortearía power-balance entre los pensionistas, que seguro que bajamos el consumo de recetas. Y, tal vez, hablaría con Paulino Rivero para que me apoye en lo de crear la especialidad MIR de Homeopatía, que sí que mola, no la de Urgencias, que son unos plastas.
- Señorita Pajín, parece que ha caído usted del cielo. ¡El trabajo es suyo!

Siento la ida de olla, pero es que cada vez me da más vergüenza ajena que nos represente esta señora...

votar

14/12/2010

Tetris


No soy yo muy de videojuegos, la verdad. Los únicos que han conseguido engancharme han sido los Sims y el Tetris. Los Sims han sido sustituídos por la blogosfera. Si os fijáis, es algo por el estilo: yo construyo mi casa, pero mis puertas están siempre abiertas tanto para entrar como para salir a visitar a mis vecinos. Y es igual de adictivo. El Tetris es mi vida diaria. Sobre todo, cuando mi santo está de guardia. Como ayer.Salgo del hospital a las 15.00h. Como, en casa, lo que he dejado preparado el día antes. Descanso 15 minutos. A las 16.30h, salgo para el cole a buscar a los enanos. Meriendas. El Terro tiene ensayo de música para el festival de Navidad de 17.30 a 18.00 y Susanita de 18.30 a 19.00h. Así que, mientras el enano está ensayando, yo y Susanita esperamos fuera haciendo la tarea. En la media hora de en medio, corro con los dos a una tienda de deportes cercana a comprarle a Susanita el uniforme de baile del cole (que le queda pequeño y lo necesita para la semana que viene). Mientras Susanita ensaya, hago la tarea con el Terro. A pesar de que caen fichas por todos los lados, tengo la sensación de haber borrado un par de líneas. Llegamos a casa. Preparo una crema de verdura para cenar y unas empanadillas de carne para comer mañana. Mientras ellos se duchan (¡Oh, sí! ¡Gran lujo! Desde hace unos meses, se duchan solos), pongo una lavadora y un lavaplatos (¡Viva la tecnología!). Cenamos. Luego, cuento, dientes, pipí y a la cama (un par de fichas de: "Mamá, quiero agua", "Mamá, deja encendida la luz del pasillo", "Mamá, ¿me das mi osito rojo?"). Otra línea. Cuelgo la lavadora. Recojo el lavaplatos. Relleno otro con los platos de la cena y me pongo a estudiar hasta las doce de la noche. Y tardo dos milésimas de segundo en cerrar los ojos cuando me acuesto. Y es que, cada noche, cuando mi Tetris cotidiano acaba, mi pantalla no puede decir otra cosa que GAME OVER. 

votar

12/12/2010

El médico de Papá Noel


- ¿Cómo está, Don Nicolás?
- Pues aquí, Doctora, a repetir...
- ¿Pasó por la consulta de E9 esta mañana al control de la tensión?¡Ah, sí! Ya veo aquí que la tiene un poco alta...
- Bueno, ya sabe, Doctora, que estas fechas son fechas de mucho trabajo para mí y los años pesan...
- Lo que pesa son los kilos, Don Nicolás, que, si bajase un poco de peso, tendríamos controladas la tensión y el azúcar.
- Ya...pero es que no tengo voluntad. ¿Sabe usted lo que es vivir rodeado de caramelos y dulces todo el día?
- Pues tiene que tenerla, Don Nicolás, que el azúcar es un veneno lento que se va comiendo todo. Y dice E9, que pasa usted ya de los 120 kilos.
- Es que...como dejé de fumar...cogí peso.
- Don Nicolás, no me cuente milongas, que nos conocemos...¿Sabe lo que vamos a hacer? Después de navidades, se viene usted y nos ponemos en serio con la dieta.
- Y ¿qué va a ser de mi trabajo? ¿Papá Noel delgadito? ¿Dónde se ha visto? Puede ser mi ruina...
- Pues se pone usted un cojín, como hacen todos los de los centros comerciales. La salud es lo primero.
- No, si el mote de Jomeini está bien elegido...
- ¿Cómo dice?
- Naaada, que nos vemos después de navidades. Se salva ésta de que le dejan los regalos los Reyes Magos...


Basado en el artículo del BMJ "Reflections of Father Christmas´ GP", que leí gracias a @monicalalanda

votar

9/12/2010

La ley de la gravedad

Hace una semana, Jane publicó un post sobre las preguntas de los niños. En concreto, sobre las preguntas de MIS niños. Qué son jodidas de contestar. Que en algunas hay que tener la tesis doctoral y todo, no creáis...Como en la última de Susanita...
- Mamáááá - me pregunta - ¿qué es la ley de la gravedad?
- ¿Cómo? - no puedo haber oído bien.
- La ley de la gravedad, ¿qué es?
La hostia. No puede preguntar como todos los críos de dónde vienen los bebés. No. Tiene que preguntar cosas de Física, materia en la que (aunque mi señor padre sea físico) soy un verdadero paquete.
- Eeeeh, pues, esto, verás... había una vez un señor llamado Newton que estaba un día sentado debajo de un árbol y le cayó una manzana en la cabeza...
¿Cómo explicas el concepto de fuerza a una enana de 7 años que cree que los dinosaurios y las hadas fueron coetáneos? A estas alturas de la explicación, deseo con todas mis fuerzas que a Newton, en vez de caerle una manzana, le hubiera caído una sandía. Otro gallo hubiera cantado, entonces.
- Y pensó: "¿por qué la manzana cae hacia la tierra en vez de flotar en el aire?"
- ¡Qué tonto! ¿verdad?
Sí, tontísimo. Sólo estableció las bases de la mecánica clásica y la de fluidos. Una bagatela de nada que explica cómo funciona medio cuerpo humano.
- Pues - continúo - porque debe haber algo que atraiga la manzana hacia la tierra: una fuerza.
Lo de m1 y m2, como que paso de traducirlo a lenguaje sieteañil.
- Y esa fuerza es lo que se conoce como gravedad.
- Ah. Vale.
Sí, es verdad. No fue un comentario muy entusiasta a mi explicación. Pero lo entendió. Ojo al dato. La otra noche, la veo encaramada en su estantería de libros.
- Susanita, pero...¿qué haces?
Ella se sobresalta y deja caer un libro que se lleva por delante, entre otras cosas, la lámpara de la mesilla de noche.
- ¿Ves lo que has hecho? ¡Qué desastre!
- Ah, no, mamá. No he sido yo. Ha sido culpa de la gravedad.
Tócate un pie.

votar

6/12/2010

Historia de una cesárea II


Él ya era mayor cuando se conocieron. Su matrimonio se había roto años atrás y no pensaba volver a encontrar el amor. Y menos en alguien tan insultantemente joven. Cuando ella le dijo que estaba embarazada, no sintió alegría. Tan sólo pereza. Ella estudió su reacción, desencantada, pero no discutió. Se limitó a asentir y a seguir adelante. Hoy, en el paritorio,él se había sentido un inútil. La veía sufrir y no sabía cómo aliviar su dolor. Al final, había terminado en cesárea.
- Adiós - se despidió ella, con una sonrisa desmayada, mientras se la llevaban por el pasillo.
Él pensó que, a lo mejor, ese adiós era para siempre. Y se sintió desfallecer.
Pero, un rato más tarde, sacaron a su hijo. SU hijo. Esa cosita pequeña con la boca de ella y la nariz de él. Y explotó de amor.
- Gracias - lloró cuando, al fin, su mujer salió del quirófano - Gracias, gracias por tanto.

votar
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...